07.01.17

Una de cal por las que van de arena

Posted in Uncategorized at 12:00 AM by Jose Manuel

No me gusta la idea de que darle seguimiento a la historia de Grape-kun es como un relleno del blog, de verdad, no lo es, es sólo que me sorprendió la historia de este simpático pingüino que se enamoró de una imagen, tal vez no sepa que ella no es real y nunca lo será, pero el tiempo ha pasado y no  ha dejado de contemplarla, por eso vaticiné una tragedia personal para el plumífero cuando la campaña terminara y le quitaran el dibujo, pero los cuidadores del zoológicos y con recomendación de la audiencia, que opinaba a través de redes sociales, decidieron dejar a Hululu [así se llama el personaje] de manera indefinida. Ahora bien, si bien se siente que cae un pequeño rayo de esperanza para la humanidad, lo cierto es que, como se había comentado antes, Grape-kun ya tiene la edad promedio en que los de su especie llegan a fallecer, por lo que si vuelvo a hablar de él… será para contar el capítulo final, pero, dentro de lo que cabe, se podría decir que por azares del destino, una criatura que había sido abandonado por su pareja [una pingüino real, no otra waifu] volvió a sentir felicidad y eso, ya es algo.