01.01.16

Mama Murphy, cuando la culpa nunca llegó

Posted in Uncategorized at 12:00 AM by Jose Manuel

Marco teórico

Fall Out 4 es un videojuego que se sitúa en un mundo post apocalíptico derivado de una guerra con bombas atómicas y que por lógica terminas por encontrarte con un grupo de sobrevivientes con quienes socializas por primera vez después de un largo sueño por haber sido criogenizado, uno de estos personajes es “Mama Murhpy”, una anciana que después de un tiempo comienza a pedirte drogas, uno tiene las opciones o de darle los estupefacientes o intentar convencerla de que ya no las busque, cabe señalar que durante la partida puedes tener compañeros que les gustará o no tus decisiones, y todos y cada uno de ellos [excepto el perro] desaprobaban que dijera sí a esa petición, esto obviamente proyectando la conciencia de quienes desarrollaron el juego pero no sentí que hiciera mal, sí, tal vez sea sólo una serie de instrucciones de en una computadora lo que se “estaba drogando” y no un ser vivo, y desde mi punto de vista, y dado las circunstancias de que todo te puede matar y que es un milagro que uno llegue a viejo en este metaverso, no sentí remordimiento alguno por cumplir ese capricho, y menos por algo insignificante que ni tocaba la trama principal, pero en la 4ta entrega, la mujer tuvo una reacción y murió, pensé que el resto de pobladores me dirían algo pero parece que no se pensó en programar algo más al respecto y así terminó este personaje… hasta que decida volver a cargar el juego de antes de que falleciera o volver a empezar desde cero.

mama_murphy

Unos días después, me enteré que un vecino de avanzada edad que fumaba frecuentemente, había muerto por un accidente automovilístico, quizás ese hábito lo mató porque iba de camino a comprar una cajetilla o al contrario, uno de esos viajes a la tienda había evitado que estuviese años atrás en un peligro similar o peor, no sé, me gusta pensar que las posibilidades son infinitas y muchas veces, a la vez irónicas, pero sentí que este señor por lo menos disfrutó la vida como quiso y si bien tuvo un desenlace [en la vida real] algo triste, me di cuenta que seguido consentimos a las personas en senectud, aquí y en muchas partes del mundo, hasta donde tengo entendido en la época prehispánica sólo a los ancianos se les permitía emborracharse con pulque, por lo que sería interesante despenalizar muchas drogas a personas mayores de 70 años, eso sí, condicionando que les quedaría estrictamente prohibido trabajar, conducir un vehículo, etc. mientras estén bajo los influjos de drogas, es decir, lo mismo que se les pide no hacer cuando han bebido mucho alcohol legal, esto con la finalidad de terminar con uno de los grandes males que aquejan a latinoamerica, que es la violencia generado por el narcotráfico. Pero bueno, es sólo una idea. Espero que en pocos años esto no suene como algo descabellado sino como una posible solución.